Ángel de la Cruz (12 de junio de 1963, A Coruña) tomó contacto con el mundo del cine en el año 1993 como ayudante de decoración de Félix Murcia en "Tirano Banderas". Sus comienzos como guionista y director se producen en los años 1995-1997 con la trilogía de cortometrajes "Sitcom Show", "Paranoia digital" y "Aínda máis difícil", todos ellos realizados gracias a ganar sucesivos concursos de guión y producidos por la Escuela de Imagen y Sonido de A Coruña.

Ángel de la Cruz

Desde entonces, compagina trabajos de dirección y guión en diversas producciones cinematográficas entre las que destacan el largometraje de ficción “Los muertos van deprisa” (2008) y los largometrajes de animación “El bosque animado” (2001), “El sueño de una noche de san Juan” (2005) o “Arrugas” (2012), todos ellos ganadores del Premio Goya al Mejor Largometraje de Animación. Con “Arrugas”, además, recibió el Premio Goya al Mejor Guión Adaptado.

Ángel de la Cruz también ha publicado diversas novelas, como "Compostellanum" (2003) y "O descenso do derradeiro ocaso", ganadora del Concurso de Relatos por Entregas de La Voz de Galicia (2004).

En 2014 fundó la productora cinematográfica Ladybug Films, S.L., con la que actualmente produce el largometraje de animación “Memorias de un hombre en pijama”, ópera prima de Carlos Fernández y Paco Roca basada en el cómic del mismo título de la que, además de productor ejecutivo, es coguionista con el propio Paco y con Diana López Varela.